Guía vegana en París

Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

¡Hola gente bonita! Como les prometimos antes, les vamos a dar una guía vegana de cada ciudad que visitamos para que si andan dándose un tourcito por estos lugares les sea más sencillo ubicarse. 

TORRE-EIFELPara empezar queremos contarles que encontrar opciones de comida no fue tan sencillo como creímos, a pesar que teníamos un montón de opciones marcadas en el mapa. Esto nos pasó por diversas razones:

  1. En los lugares más turísticos como la Torre Eiffel casi no había opciones. Había que alejarse tamaño poco y cuando se anda con un horario ajetreado esto es bien difícil.
  2. En esta parte del viaje andábamos con un grupo de amigos no veganos, por lo que ellos paraban en cualquier lugar random a comer (porque podían) y nosotros aún estábamos muy lejos de dónde ir a comer. Además esto complicaba que nos pudiéramos separar con más libertad, con el fin de poder ver todos lo mismo.TORRE-EIFEL-LUISK

A pesar de estas dificultades fuimos muy felices con los maravillosos paisajes, desde la Torre Eiffel la cual fuimos de día y de noche y subimos hasta la cima. Esto fue una experiencia muy bonita, aunque algo fría. LE-VERRIERE-COMIDA

Cerca de la torre nos topamos con el primer lugar Le Verriére, ahí vimos un rótulo que decía que era comida vegetariana y al ingresar nos topamos con una barra de comidas, tipo buffet donde se pagaba por peso. No comimos demasiado, pero el precio si fue algo elevado, por los 2 pagamos aproximadamente unos 36 euros, una de nuestras comidas más caras en el viaje y pequeñas. A pesar de esto la comida estuvo bien rica y el ambiente del lugar era bonito. LE-VERRIERELuego en el Palacio de Versalles, hicimos una fila de aproximadamente 3 horas, situación que nos complicó el tema del hambre porque antes de entrar a esta tragi-comedia nuestros compañeros de viaje pudieron comer en Mc Donalds, mientras nosotros solo encontramos como unas papitas en una tiendita. Así que 3 horas de fila más otras 2-3 de ver el palacio como podrán imaginar estábamos hambrientos, lo cual no fue muy agradable. Terminamos comiendo ya de noche un wrap de falafel en un lugar de Kebabs, los cuales se encuentran sí por casi toda la ciudad.VERSALLESAhora, pensando en lo positivo el día que fuimos a la Catedral de Notre Dame pudimos irnos caminando unos cuantos kilómetros hacia Hanks Restaurant, esta fue una de mis caminatas favoritas porque me encontré con un mural de Dalí que me hizo el día prácticamente, en un parque donde había bastante arte callejero bien chiva, muy cerca del Centro Pompidou.MURAL-DALIEn este caso fuimos a Hanks en su versión pizza, pero esta cadena también tienen una restaurant específico de hamburguesas. Fuimos muy felices acá porque la comida era económica, sustanciosa y lo más importante bien rica. Este fue como el último día en París y luego de comer súper poco los demás, encontrarnos este lugar que realmente nos hizo el milagro. HANKS-PIZZA

En general París es una ciudad muy bonita, pero sí hay que ir prevenidos en cuanto a la comida, ya que no son tan vegan-friendly como se esperaría, por lo que andar snacks y otras cositas podría ser muy útil o sino la otra opción sería disponer de más tiempo para accesar los restaurantes que quedan más lejitos. En este video pueden conocer más sobre nuestra experiencia:

También les dejamos el mapa de restaurantes tiendas y atracciones que realizamos y utilizamos durante este viaje:

¡Hola gente bonita! Soy una amante de los animales, en todas sus formas y colores. Publi-psicóloga que le gusta el mar, el yoga y por supuesto la COMIDA VEGANA.
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

También te gustaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *