Ser vegan, más que limites nuevas experiencias

Mi experiencia
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Como lo he contado ya en otros posts, nosotros nos hicimos vegan de un día para otro. Una noche luego de ver un documental, abrimos los ojos y dijimos “de ahora en adelante no vamos a comer nada de origen animal”. Antes de hacerlo, no pensaba mucho en el veganismo, y cuando lo pensaba creía que ser vegano significaba límites y no me gustan para nada los límites. Siempre he sido de probar todo, querer siempre descubrir nuevas comidas y experiencias y vivirlo todo. Sin tener mucha idea sobre el veganismo uno pensaría que una persona que piensa así y le dicen que solo puede comer vegetales de una vez desecharía la idea por completo.Greenslove en Verdísimo

Toda esa idea de los límites terminó cuando cociné mi primer plato vegan (conscientemente de que quería que el plato tuviera 0 productos de origen animal). Fue un salteado de hongos ostra, algo súper fácil, sin embargo nunca lo había hecho, y nunca, que yo recuerde, había comido hongos ostra, o tal vez sí pero nada más los etiquete como hongos. Era una nueva experiencia en mi primer día de comer y cocinar vegan.Chocolate

No pensar en lo que perdemos si no en lo que ganamos al ser vegan

Desde entonces han sido nuevas experiencias casi todos los días. Si pienso que lo que comía normalmente cuando no era vegan pienso en casados, sandwiches, pastas, las ocasionales hamburguesas, sushi, helados, mucho pollo y pescado y los ocasionales platos fuera de lo común que consideraba nuevas experiencias. Según yo, sacar las carnes, los quesos y los lácteos iba a restringir mis experiencias gastronómicas y a pesar de eso íbamos a ser veganos y aguantarnos por los animales y por el medio ambiente. Nada que ver.

Al ser vegan vivimos una nueva experiencia culinaria mínimo un par de veces a la semana. Hemos cocinado las mismas pastas italianas que tanto nos encantan, muchos platos típicos costarricenses que nunca había cocinado (como rice and beans y ceviche), muchas comidas asiáticas, chinas, japonesas, koreanas, árabes, hindus, comidas rápidas, hamburguesas y postres decadentes. Hemos visitado muchos restaurantes y ferias dónde hemos comido muchas recetas muy creativas y hemos conocido muchos emprendedores que hacen productos y comidas extraordinarias. Hemos comido tocineta vegan, helados vegan, milkshakes vegan, pizzas vegan, productos que ni sabíamos que existían como el seitán o la levadura nutricional, productos que creía que no me gustaban tanto como el tofu, la soya y las lentejas que ahora me encantan abriéndome a probarlas en nuevas recetas. Hemos probado incluso mezclas de ingredientes que jamás se me hubieran ocurrido como aguacate con chocolate o pasta con leche de almendras.Ferias

Viendo hacia atrás este tiempo que llevamos siendo vegan hemos tenido muchas experiencias nuevas increíbles. Se ve tan aburrida la vida culinaria de antes dónde cocinar en casa era hacer un poco de arroz, una carne y una ensalada o donde íbamos siempre a los mismos restaurantes y siempre pedíamos lo mismo.

Claro, por ahora este post ha sido un poco egoísta, ya que hemos pensado solo en lo que nos afecta a nosotros. Sin embargo otra cosa que hemos ganado es la satisfacción de que cada vez que comemos (y hacemos cualquier cosa dentro de nuestro estilo de vida) decidimos no maltratar ningún animal y le aportamos mucho a nuestro medio ambiente. Y esa satisfacción sabe tan bien como cualquier platillo vegan que hemos comido.

Definitivamente ser vegan es fácil y es lo correcto

El objetivo principal de escribir todo esto es el de brindar información que yo no tenía antes de dar este paso. La mayoría de la gente educada sabe que los animales sufren y que ser vegan es éticamente lo correcto. Sin embargo mucha gente piensa que una dieta vegana conlleva el no poder disfrutar la comida como lo hacían antes. Esto es un shock cultural ya que la comida es una parte central de como la gente se conoce, se comunica, se divierte y se abre a las nuevas culturas.Nosotros comiendo helados

Así que este es un post para esos que quieren, pero creen que no pueden, o para esos que ya son vegan y no lo están disfrutando tanto. Disfrutar la comida vegana es sumamente fácil, cocinar vegan es muy divertido, muy rico y muy saludable y se puede probar miles de recetas con ingredientes que encontramos en cualquier supermercado. Lo importante es disfrutar el camino.

Lo aún más importante es que con cada bocado escogemos la vida, de los animales, de todo el planeta y de nosotros mismos. En resumen, ser vegan no es dejar la carne, el queso y los lácteos, ser vegan es salvar vidas y vivir nuevas experiencias chivísimas.Plato mexicano

 

Chef Wannabe. ¡Amo las hamburguesas veganas! Ingeniero de software en mis tiempos no libres.
Compartir:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

También te gustaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *